GOLOSINAS

HELLO LUNES!

Hoy llueve (como casi todos los días desde hace una semana) así que es un día genial para escribir y hacer algo que me encanta: ¡cocinar! En casa somos fans del queso y el chocolate, por eso nunca falta en la nevera, y también por eso me estoy poniendo jamona. (diría que el embutido también tiene algo que ver en ésto)

La cuestión es que me he dado cuenta que cuando cocino algo dulce, acabo tan satisfecha que luego me cuesta comerlo, prefiero que lo hagan los demás. Por suerte tengo un hombre en casa que devora todo lo que yo cocino, así que para evitar comprar guarraditas y tenerlas siempre a mano para finalmente caer en la tentación...la mayoría de dulces los preparo yo. El otro día se terminó la nocilla y aunque no soy nada fan, me apetecía probar una receta que encontré por internet, como siempre un poco a mi bola, inventando ingredientes y improvisando un poco las cantidades (de ahí que un 50% de mis experimentos salgan rana).

La cosa ha salido bien y el bote va bajando...así que cuelgo la recetita y a quien le apetezca guarrear un poco (pero sin sentirse tan culpable) ya sabe, a cocinar. Los ingredientes son muy fáciles de conseguir, y la receta se puede adaptar para los veganos si utilizamos una tableta de chocolate vegano. (la encontraréis al final del post)

Y siguiendo con el chocolate, si sois de los que no tenéis tiempo o simplemente le tenéis un poco de alergia a la cocina...¡siempre nos quedará el shopping! (vivir en un pueblo con una mercería-correos y una panadería como únicas tiendas convierte tu rutina de "ir a ver tiendas" en algo virtual 100%) Hace poco descubrí UNELEFANTE, una de esas tiendas que vuelve loco, sobretodo si eres de esa clase de personas a las que les gusta la mezcla comida buena + diseño cuidado. Tatiana Sánchez se esconde detrás de éste proyecto, una diseñadora de joyas que decidió dar un twist a su proyecto y optar por algo fácil de producir y bonito para regalar: globos gigantes (con colores fascinantes y guirnaldas a juego) y una cuidada selección de chocolates hechos con ingredientes de primera calidad. 

La tienda está en México, pero envían a todo el mundo desde su shop online, y suerte, porque sorprender a alguien con un globo gigante y una tableta de chocolate rico me parece de lo más emocionante. Las tabletas y otros dulces son fruto de la colaboración con el chef Jorge Llanderal, miembro de la familia más reconocida en México por su tradición chocolatera. 

Todos sus productos están hechos allí, y en ellos se nota una fuerte conexión con la cultura mexicana. Dejando a parte las catrinas, en México hay mucho movimiento y unas tendencias que están cogiendo mucha fuerza, y si hablamos de los estudios de diseño os puedo decir que están entre mis referentes por sus trabajos elegantes y modernillos a la vez.

Y bueno, ahora que estamos todos con el regustillo del chocolate en boca, aprovecho para dejaros la receta de la crema de chocolate/nocilla/nutella casera.

Ingredientes para un bote de unos 450ml (el bote de la foto es más pequeño, de unos 250ml)

150 ml  de leche vegetal (yo he usado de almendra, para potenciar el sabor)
125 gr chocolate con leche (podemos utilizar uno vegano)
80 gr cacao puro en polvo
70 gr avellanas tostadas y peladas
20 gr de almendras enteras o laminadas crudas
80 gr de azúcar blanco o de caña
1 cucharada sopera de aceite de coco
aroma de vainilla (opcional)

Ponemos todo el azúcar en una picadora (con el accesorio de picar de la minipimer yo me he apañado bien) y lo trituramos unos dos minutos hasta que quede polvito. Añadimos las avellanas y las almendras y trituramos hasta que empiecen a quedar finas y suelten el aceite.

Añadimos el aceite de coco, la leche, el cacao en polvo (ojo al triturar, que quede bien cerrado porque el cacao hace polvillo y podemos acabar un poco guarretes) y el chocolate troceado y trituramos hasta obtener una pasta bastante fina. 

Pasamos la mezcla a un recipiente para baño maría y vamos removiendo la mezcla para que el chocolate se derrita y todo quede bien homogéneo.

Podemos añadir un poco de aroma de vainilla, cáscara de naranja, canela...a cada uno lo que más le guste :)

Una vez vemos que la mezcla queda fina y homogénea podemos pasarlo a los botes, que recomiendo limpiar bien y esterilizar con agua hirviendo para que nos dure lo máximo. Os aconsejo guardarla en la nevera y utilizarla en dos semanitas. Voilà!

Espero que os guste el post, no voy a colgar siempre recetas, pero me apetecía empezar por una para endulzar un poco el comienzo ;)

besicos!